Skip to content

Crisis sanitaria y apalancamiento financiero en Chile en 2021

Apalancamiento Financiero en Chile 2021.jpg
El apalancamiento financiero representa una alternativa para muchos empresarios, tanto para mantener operativo el negocio como para abordar nuevas inversiones. En ese sentido, vale la pena conocer las principales implicancias de esta modalidad en un contexto de crisis económica como el actual.

¿Qué es el apalancamiento financiero?

Básicamente, este concepto se refiere a sustentar operaciones comerciales con fondos que no son propios, es decir, recurriendo al endeudamiento.
Se trata de una modalidad que, aunque permite solventar inversiones, debe efectuarse considerando cuáles son los límites recomendados para evitar un apalancamiento financiero negativo, algo que -a nivel macro- puede impactar considerablemente en la economía.
Atendiendo a lo anterior, el complejo escenario económico actual -derivado de la crisis sanitaria- ha impactado fuertemente al sector privado: a marzo de este año, mientras la deuda pública se situaba en torno al 33% del Producto Interno Bruto (PIB), la privada representó 311% del PIB en Chile. Este dato da cuenta del riesgo que esto supone para la economía local, con la posibilidad incluso de desestabilizarla.
Siendo así, es indispensable que las empresas se endeuden con responsabilidad. En ese sentido, es conveniente revisar cuál es el nivel de apalancamiento ideal.

 

¿Cómo se calcula el apalancamiento financiero?

Para que el endeudamiento no suponga un problema para la salud financiera de una empresa, es necesario considerar el Ratio de Apalancamiento (RA), entendido como la relación entre Capital Básico (CB) y Activos Totales Consolidados (ATC).
Ahora bien, ¿cómo se calcula el RA?
RA = CB / ATC
Para comprender esta fórmula resulta prudente señalar el CB corresponde a los recursos propios de la empresa, mientras que el ATC considera además los fondos adquiridos a través del endeudamiento. En la misma línea, es necesario precisar que lo recomendable es que el RA no supere el 3%.

¿Apalancamiento financiero positivo o negativo?

Ahora que sabes qué es el apalancamiento financiero, ¿cómo saber cuándo es favorable o no? Para ello considera lo siguiente:
Apalancamiento financiero positivo. Este concepto apunta a que los fondos obtenidos por endeudamiento han sido productivos, es decir, que su rendimiento supere la tasa de interés generada.
Apalancamiento financiero negativo. En este caso, los recursos obtenidos a crédito no generan un rendimiento que supere los intereses del préstamo, es decir, no producen los ingresos necesarios para que sea rentable.
En definitiva, debes evaluar cuál ha sido el rendimiento de los recursos adquiridos vía endeudamiento, para lo cual es necesario monitorear detalladamente los indicadores comerciales relacionados con la inversión en cuestión.
De esta manera, las empresas podréis realizar los ajustes que sean necesarios para incrementar la rentabilidad, algo de suma importancia tanto para mantener la competitividad como para posicionarse en un mercado tan incierto como el actual.
Aunque el apalancamiento financiero puede ser una buena opción para sustentar inversiones en una empresa, en un contexto económico como el actual resulta prudente contar con herramientas que permitan resguardar las operaciones comerciales.
Con Solunion, las empresas pueden operar con mayor tranquilidad gracias al Seguro de Crédito, una herramienta que contempla la evaluación de la cartera de clientes, gestión de cobranza y, como última instancia, el pago de las deudas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad  Solunion

¿Te ayudamos? 
Últimas  entradas
Somos una joint venture de mapfre y euler